h1

Medidas contra la crisis

junio 1, 2013

Estamos viviendo en una sociedad en crisis, donde hay recortes hasta debajo de las baldosas. Todos debemos “apretarnos el cinturón”. Sin embargo, las nuevas tecnologías siguen evolucionando y son necesarias en nuestra vida diaria.

Hoy en día, ¿quien podría vivir sin ordenador? En mi opinión, creo que la respuesta es muy fácil y rápida: Nadie. Dependemos del ordenador para realizar cualquier tarea cotidiana: enviar un email, escribir un trabajo, realizar un retoque en una fotografía, hacer una lista de la compra….

Silvia Comin foto1Para una mayoría de actividades intelectuales humanas, ya nadie puede vivir sin ordenador. Foto: P. Silvia Comín

¿Y que programas utilizamos para ello? Word, Excel… todos ellos del Paquete Office.

Es decir, utilizamos software privativo.

Debemos fomentar el software libre. Gran parte de la sociedad, me atrevería a decir, que desconocen  gran parte de las aplicaciones de software libre ( aunque gran parte de los jóvenes las utilizan y descargan en sus móviles a diario).

Silvia comin foto2Alegoría sobre el ODF (OpenDocument Format). Imagen Silvia Comín

Pero si abrimos OpenOffice Writter,

¿sabrían utilizar  esta aplicación como un Word?

Estoy hablando de crisis, de software libre, de su utilización en la vida diaria,  de su conocimiento y utilización correcta, porque en la siguiente noticia publicada en el siguiente enlace, el Gobierno de Extremadura, ha tomado la decisión de ahorrar a través de la utilización de software libre. Una decisión que me parece un ejemplo a seguir por el resto de comunidades.

Según la noticia, en el año 2014 prevee que todos sus ordenadores funcionen a través del software libre, y que por tanto, sus propios trabajadores, fomente este software a través de su mantenimiento.

También prevee reducir económicamente el gasto que ocasionaba el mantenimiento y actualización del software privativo.

Silvia Comin foto3Extremadura, España y Europa deberían tomar nota, sobre el acceso de los ciudadanos al software libre. Imagen: Silvia Comín

Como conclusión de la noticia, creo que la sociedad debemos fomentar el software libre, aprender sus variadas utilidades, y ayudarnos a desarrollar y mantener sus aplicaciones.  Esta también debes ser una de mas medidas contra la crisis.

Anuncios

4 comentarios

  1. Silvia, buenas tardes. Tienes razón en todo lo que comentas. El software libre es más económico pero ¿porqué seguimos usando entonces software privativo? Realmente hay “alguien” interesado en que esto sea así. Si investigamos al respecto creo que podremos encontrar intereses ocultos en la mayoría de las ocasiones.
    Tienes razón que es una pena que no haya más administraciones públicas que se decanten por el software libre y lo fomenten entre sus usuarios. Nosotros como docentes también somos un modelo a seguir por nuestros alumnos por lo tanto creo que debemos ser un modelo a imitar ya que a mi modo de ver los grandes cambios empiezan por pequeños gestos.
    Un saludo.
    Isabel M.


  2. Buenas tardes Silvia.

    Muy interesante tu artículo y tienes totalmente toda la razón. ¿Podremos ver en algún colegio sólo software libre? Yo estaría encantado porque ese software libre desarrolla unas capacidades que se pueden transmitir al alumnado, pero los “peces gordos” económicos y el poder apostará por el beneficio del software privativo.

    El ordenador se ha hecho parte indispensable en nuestra vida diaria, personal, laboral y social.

    Un saludo

    Juan José Sánchez Campos


  3. Gracias Silvia por tu comentario, estoy totalmente de acuerdo. Es más (tengo que decirlo) ¡me han encantado tus dibujos! Te lo dijo sinceramente porque pinto, y me ha encantado cómo expresas de forma visual y creativa mediante dibujos elaborados (supongo que de tu “cosecha”) el post que expones “Medidas ante la crisis”. Y me refiero que en vez de sacar una imagen, quizás “privativa” has realizado un dibujo “libre”. Precisamente lo que tratas de exponer en tu post. Sobre todo, porque es un ejemplo más de “libertad” y “creatividad” algo que reclama el uso del software libre en nuestros tiempos.

    ¿Por qué usar software privativo cuando existen otros medios que pueden adecuarse a las necesidades de cada uno? Reconozco que soy una “víctima” del software privativo y, quizás es por desconocimiento de las ventajas que puede ofrecer el software libre (ahora ya no); o por no saber cómo usarlo. Y es que al igual que hablamos de derechos y libertades, deberíamos de aplicarlo a todos los ámbitos, incluso al campo informático y/o tecnológico, como el software. Pese a que en España estadísticamente son cada vez más las empresas que usan software libre, aún falta queda camino por afianzarse a esta ideología. Pese a tener unas ventajas que otros países como en EE.UU. no tienen. Ya que el software se puede patentar, puesto que lo consideran como una obra equivalente a cualquier obra de propiedad intelectual, siempre y cuando cumpla unos requisitos: novedad (no existe nada igual en el mundo), actividad inventiva (hay unos conocimientos que no están al alcance de cualquiera), propiedad industrial (tiene alguna aplicación en el sector de la industria).

    Y es que ya lo dicen los expertos, el software libre no sólo te permite “ahorrar” y “compartir”, en palabras de Richard Stallman “ser ciudadanos libres”. También fomentar la libre competencia al basarse en servicios y no licencias, sistemas de “puertas abiertas” y, sobre todo, independencia tecnológica.

    Por cierto no quiero ni imaginarme qué pasaría si nos quitasen las nuevas tecnologías (ordenador, móvil, etc.). Los expertos presagian lo peor: un “apocalipsis cibernético”, un “cyber ataque”; incluso hablan de “ciber terrorismo”, guerras en la red… Mientras que otros hablan de los efectos alucinógenos consecuencia del uso “abusivo” y constante de las nuevas tecnologías, como si se tratase de una droga, por ejemplo el “síndrome de la vibración fantasma” o “síndrome visual del ordenador”… Seguro que en esos supuestos se nos ocurriría algo, echaríamos a volar nuestra imaginación, como le sucedió a Tom Hanks, cuando tuvo que representar a Chuck Noland en la película “Naúfrago”. En donde un ejecutivo “adicto” a su trabajo y obsesionado por el tiempo, acostumbrado a una agitada vida, sin apenas tiempo de ocio; tras un viaje de negocios, su avión cae al mar, dejándolo como el único superviviente del vuelo. En donde frente a la soledad encuentra a un “amigo”: Wilson (un balón de voleibol).

    ¿Te imaginas? ¿y si nos sucediera algo similar? igual nos daría por hacer teléfonos con vasos de plástico… Por el momento crucemos dedos y esperemos que todo siga por buen camino.


  4. Saludos Silvia,

    Lo que comentas en tu post es muy cierto, las personas no queremos asumir el uso del software libre de forma explícita aunque muchas veces utilicemos aplicaciones y programas que son libres sin saberlo, ya que no nos detenemos a leer lo relacionado con sus licencias.

    Hoy en día, muchos gobiernos han promulgado marcos legales para apoyar el uso del software libre, Venezuela por ejemplo desde el año 2004, promulgó un decreto donde se establece el uso obligatorio del software libre en el país, para todas las dependencias públicas de carácter oficial. Sin embargo hoy en día, existen instituciones públicas que no han migrado completamente al uso del software libre, hay resistencia al cambio principalmente por parte de los usuarios.



Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: