Posts Tagged ‘Web semántica’

h1

Las Ontologías para la Web Semántica

mayo 19, 2012

Hoy, usamos muchos instrumentos y dispositivos digitales como si siempre hubieran existido. Pero no siempre estuvieron ahí, a nuestra alrededor, en nuestro bolsillo, como ahora. Cumpliendo las previsiones de algunos rigurosos visionarios, conocedores de la evolución digital, la informática se ha ido miniaturizando y abarantando (Ley de Gordon Moore); y se esta haciendo transparente o invisible (Donald Norman) a nuestro alrededor. Y además, la usamos y nos contectamos a un internet que funciona en una interacción en tiempo real. En realidad estamos ya en el estadio de computació ubicua que avanzava que en 1991 Mark Weiser, que afirma: “Las tecnologías más profundas son las que desaparecen. Ellas se entretejen en el entono que envuelve nuestra vida cotidiana hasta que no se distinguen de ella”. (pag. 34, Apuntes III).

Mark avanzó ya hace mas de 20 años las sensaciones de lo que esperimentamos hoy con los dispositivos digitales ubicuos: Esta desaparición es una consecuencia fundamental, no la tecnología, sino de la psicología humana. Siempre que la gente aprenda algo lo suficientemente bien, dejan de ser conscientes de ello. Cuando miras un rótulo en la calle, por ejemplo, absorbes su información sin tener conciencia de esta realizando el acto de leer“….”El equipo científico del economista y premio Nobel Herb Simon llama a este fenómeno “compilación”, el filósofo Michael Polanyi lo relaciona con la “dimensión tácita”; el psicólogo y especialista en el conocimientos tradicional, Gibson, lo llama “invariantes visuales”; los filósofos Georg Gadamer y Martin Heidegger hablan, en relación a ello sobre “el horizonte” y la tecnología “prêt-a-proter” y John Seely Brown en el PARC lo llama la “periferia” (dispositivos periféricos). Todos dicen, en esencia, mas o menos lo mismo: que sólo cuando los artefactos ‘desaparecen’, (se hacen transparentes’) de esta manera, estamos liberados para usarlos la ‘barrera del pensar previamente y así focalizar nuestro pensamiento más allá de ellos, hacia nuevas metas”. 

Ese no tener conciencia del ‘acto tecnológico’ que estamos realizando, va mucho mas allá. Suponemos que hay detras de los dispositvos y de sus tecnologías diseñadores,  ingenieros, programadores y unas empresas,… que combinan su trabajo para proporcionarnos estas tecnologías ubicuas que ya nos rodean, pero no solo es éso. El asunto es mucho mas profundo. Procede en su origen de disciplinas científicas desde las que algunos investigadores, tecnólogos e  incluso filósofos y humanistas han intervenido en pensar algo previamente, para que después los ingenieros y programadores lo ejecuten para convertir esas ideas en instrumentos y dispositivos digitales que funcionan. No sólo es necesario saber cómo funcionan los instrumentos digitales ubicuos, sino que deberíamos saber también qué conocimiento estructurado profundo los genera para poder comprender mejor nuestro ecosistema digital de comunicación entre humanos y entre máquinas, No solo hay que saber, también es necesario comprender. La matemática, la filosofía y las humanidades estan trabajando juntas para que las máquinas procesen la información de forma adecuada tanto para ofrecerla a los humanos como para ofrecerla a otras máquinas mediante lenguajes explícitos adecuados. No sabemos exactamente qué nombre concreto tendrá la próxima generación de la Web que pero lo que si sabemos es que será una Web semántica que usará tecnologías basada en Ontologías, como las que investiga para su aplicación práctica en la Web el Dr. Bernardo Cuenca Grau en el centro de Computación de la prestigiosa Universidad de Oxford.

El lo mas profundo de la interacción y la ‘conversación’ entre nosotros y nuestros dispositivos, y tambien en la que ellos tienen entre si sin nosotros (mas de la mitad de Internet ya es no-humano), tiene lugar el citado encuentro entra la computación, la matemática y la filosofía, encuentro que se ha convertido en un campo científico de las Tecnologías de la Web de vanguardia de primera magnitud científica. La Universidad de Oxford lo sabe y decidió convertir su Oxford University Computing Laboratory en una referencia mundial ya que en el campo de la Web Semántica se esta dando el tan esperado encuentro entre las Ciencias de la Computación y las Humanidades. Bernardo Cuenca Grau, es un valenciano investigador del Oxford University Computing Laboratory especializado en Tecnologías basadas en Ontologías para la Web Semántica y en Sistemas de Representación del Conocimiento y también muy conocido pro su “WebLearn. A web-based Virtual Learning Environment (VLE). Trabaja en el Information Systems Group de dicho laboratorio que lideran los científicos de la Universidad de Oxford Ian Horrocks y Georg Gottlob.

En este vídeo fragmento de un diálogo mas amplio, el Dr. Bernardo Cuenca, nos explica brevemente las tecnologías basadas en Ontologías para la Web Semántica y cómo funcionan conceptualmente:

Espero vuestros comentarios al respecto.

Anuncios
h1

La web social tiene que incorporar la ética del software libre para garantizar el aprendizaje ubicuo

septiembre 12, 2010

En la internet social las personas adquirimos protagonismo en cuanto productoras de contenidos en entornos horizontales y colaborativos. Es la red de la larga cola, en la que tienen cabida ideas diversas, la autoría deja de ser relevante y emergen procesos de inteligencia colectiva para la creación de conocimiento. Los valores de la cultura participativa impulsados por la sociedad civil no están siendo incorporados satisfactoriamente por las instituciones educativas, demasiado rígidas, ni por las empresas, que anteponen sus intereses comerciales a los de la ciudadanía.

El hecho de que lo que llamamos Web 2.0 mayoritariamente se desarrolle a través de servicios comerciales nos deja indefens@s porque no podemos conocer y mejorar el código de las aplicaciones. La propia noción de computación en la nube implica que el procesamiento de nuestros datos tiene lugar fuera de nuestra alcance y por tanto nunca tengamos certeza acerca de cómo se están tratando.

Pero además la experiencia y el análisis del comportamiento de estas empresas nos llevan a identificar demasiadas prácticas que no son honestas con l@s usuari@s. La Web 2.0 comercial genera muchas incertidumbres sobre la privacidad, la gestión y la comercialización de nuestros datos, que son siempre susceptibles de ser compartidos con terceros con fines publicitarios o de control data mining , censura, primacía del derecho de autor sobre cualquier otro derecho, represión en regímenes no democráticos, etc).

También vemos como con la web semántica se privatiza la inteligencia colectiva, no sólo porque los bots se alimentan de la interacción de l@s usuari@s sino también porque son muy frecuentes los casos de servicios educativos, hast aahora gratuitos, que pasan a ser de pago, quedándose con los datos producidos por sus usuari@s. Por otro lado estas plataformas no son interoperables, funcionan como “guetos” aislados de otras comunidades. En general las decisiones sobre su diseño buscan rentabilidad publicitaria, como es propio de cualquier organización con fines de lucro. Por estos motivos la sociedad civil no puede conformarse con satisfacer sus necesidades comunicación con estos servicios comerciales.

Afortunadamente la web la hacemos tod@s y a estas prácticas abusivas se puede responder desde el movimiento del software libre. De hecho cada vez son más las personas críticas con estas redes que dejan de usarlas y surgen proyectos de redes sociales seguras, distribuidas y federadas. Un ejemplo es Diaspora y otro, en el que participo, es Lorea. Por supuesto, el código está liberado y cualquier persona puede instalarlo en su propia máquina, construirse su red social federada y modificar el código para contribuir al desarrollo. Es la forma de conservar la autonomía y libertad que habíamos ganado con el movimiento del software libre:

[Vídeo editado por Marta Guerrero Franco y filmado por dos colaborador@s]