Archive for the ‘Francisco González Cavero’ Category

h1

Hipster & Geek y los usos de la tecnología

junio 7, 2014

Los dos relatos que siguen no son más que una parodia. No pueden tomarse en serio. Pero sí deberían servir para una reflexión sobre el uso y adopción de las tecnologías. ¿Con cuál te identificas más?

Hispster & Geek. Edición: Blanca Rodríguez-Nogueras Candau 

El hipster

La penúltima gran cosa que he hecho ha sido apagar el router. No sé si era por la lucecitas siempre intermitentes o por las ondas inalámbricas que emitía, pero notaba que ya me estaba produciendo un gran dolor de cabeza. Ahora, cuando lo necesito, utilizo el de mi vecino.

La última gran cosa que he hecho ha sido cambiar el iPhone por unAlcatel One Touch Easy. Me encanta el aspecto vintage que tiene. Y es estupendo, además, saber que si me quedo sin batería lo puedo seguir utilizando con unas pilas.

Foto 1 Post Blanca Franciso y Susana 500px

Móviles: hispter y Geek. Imagen: Blanca Rodríguez-Nogueras Candau

La última gran cosa que he hecho ha sido cambiar el iPhone por un Alcatel One Touch Easy. Me encanta el aspecto vintage que tiene. Y es estupendo, además, saber que si me quedo sin batería lo puedo seguir utilizando con unas pilas.

Estos dos simples hechos me han permitido desconectarme de gran parte de mi círculo social. Ellos se lo pierden. No se han dado cuenta todavía de que viven prisioneros de su dependencia… de sus redes sociales llenas de embaucadores… No pueden disfrutar, como yo, de un libro con sus olores a papel, tinta y polvo mientras escuchas ese grupo de folk que sólo 20 personas en el mundo conocemos y ese vino que recomendaron la semana pasada en un blog de los que sigo. ¡Porque tampoco es cuestión de no enterarme de las novedades!

Aún puedo diferenciar el ocio del trabajo gracias a que tengo una tablet en la que leo periódicos internacionales y un portátil con el que me bajo al bar de la esquina para trabajar en los ensayos que escribo para el máster de la UNED. Busco el bar de barrio para evitar distracciones, nada de cupcakes y decoraciones artísticas, pero al final siempre sucumbo a una tertulia cafetera entre solitarios como yo.

Los dispositivos, procuro usarlos sólo cuando no hay más remedio, soy consciente de mi déficit de atención y mi tendencia a la procrastinación cuando los uso. Además, mi médico me dice que debería huir de las ondas pulsadas de las redes inalámbricas, ¿será verdad que deberían limitar su uso en las escuelas?

Foto 2 post Blanca Francisco y Susana 500px

Cámaras de fotos hispter y Geek. Imagen: Blanca Rodríguez-Nogueras Candau

El geek

Lo primero que hago cuando me levanto es dar los buenos días en Twitter, Facebook, Pinterest y los 4 grupos de Whatsapp que mantengo vivos. Los domingos leo noticias en menéame y me gusta el concepto de democratizar las noticias meneando unas cuantas.

Cuando voy a un restaurante nuevo estoy pensando en lo que voy a escribir en la reseña de Tripadvisor, después de geolocalizarlo en Foursquare y subir alguna foto de la comida a Instagram. La gente dice que así lo disfruto menos, pero es porque no han probado la maravillosa experiencia de compartir tu vida, el reconocimiento de los demás expresado en forma de me gusta o retweet es más excitante que el Hendrik’s con QTonic, pizca de pimienta negra y rodaja de pepino que me estoy tomando.

Soy el primero en enterarme de lo que ocurre en el trabajo, mi email a veces parece un chat. Antes era de darle compulsivamente a F5 para refrescar los nuevos mensajes pero ahora me llega la notificación al móvil en cuanto recibo un mensaje nuevo.

No tengo que decidir la música que escucho, la elige Spotify por mí. Recientemente me he comprado una GameBoy para componer mi propia chip music. Grabo todo concierto al que voy, conferencia a la que asisto. Cuando voy de viaje, lo fotografío todo. Mi disco duro es una copia de seguridad de los recuerdos que mi cerebro no es capaz de retener.

Nerd Pride

“Nerd Pride / Orgullo Nerd “. Foto: Adolfo Plasencia

Nota al margen:  Los Nerd, son otra ‘subcultura’ tecnologica cercana, (aunque distinta) que vale la pena añadir aquí cerca de los geek. En el MIT, muchos alumnos (y no solo alumnos, llevan sus smarphones junto a la leyenda “Nerd Pride” (Orgullo Nerd). Se autocalifican de ‘nerds’ y estan muy orgullosos de serlo. Pero no es una moda. En 1987, en la noche del ‘hack’ en el MIT se inventó una nueva señal de trafico: “Nerd Crossing” en la que se ve a un nerd de la época con un disco de ordenador flexible de 5 1/2 pulgadas (también de la época) y que era un advertencia a los conductores en el campus de que habia unos individuos (nerd) que andaban siempre pensativos (computando) y que solían, frecuentemente, cruzar la calle sin mirar antes si venia algún vehículo que les pudiera atropellar. Los nerd suelen tener mayor sentido del humor que los hipsters (cosa que estos niegan como otras tantas).

………………………..

Reconozco que a veces se me va de las manos provocando en Forocoches, pero qué bien me lo paso. Estoy deseando adquirir las gafas de Google para tener más información de forma más inmediata. Con la Wii me redimo de todas mis frustraciones: tocar la batería, cantar, bailar, hacer deporte…

Foto 3 Post Balnca Franciso y susana 500px

Gadgets Hipster & Geek. Imagen: Blanca Rodríguez-Nogueras Candau

Me matriculé en la UNED para no tener que asistir a clase, aprender por mi cuenta, a mi ritmo y sin excesivas obligaciones horarias. Además, en el Máster de Educación y Comunicación en Red, los profesores incentivan mucho la participación, no es como en otras universidades, que tienes que estar callado, tomando apuntes e interrumpir una clase es considerado como cuestionar al profesor.

En el futuro me veo como el Shel-bot, el robot creado por el Dr. Sheldon Cooper en la serie Big Bang Theory.

Lo curioso de todo esto es que mis amigos de toda la vida dicen que soy extremadamente tímido. Creo que los que no socializan por Internet son los verdaderos tímidos, ya que no se atreven a participar en el mundo y cambiar las cosas, no aportan, están en la caverna. Con la tecnología la vida es mejor, más social y más intensa.

Y tú, ¿Te identificas con alguno?

(para ampliar la cultura sobre la controversia Nerds vs Hipsters, ir a este link )

Anuncios
h1

Metáfora en digital

mayo 25, 2014

Desde que J. L. Austin formulara su Teoría de los actos del habla, se entiende que las formas de hablar son formas de hacer. Los enunciados ‘constatativos’, aquellos que describen el estado de las cuestiones y pueden ser evaluados en términos de ciertos o falsos, también se pueden entender como enunciados ‘realizativos’ aunque de forma implícita no presenten ‘performatividad’. Intentar describir así el mundo no es sino otra forma de crearlo.

Ese acto de hacer, de crear, mediante el lenguaje, podrá resultar adecuado o inadecuado, pero no verdadero o falso. Y en este contexto, la metáfora, esa figura retórica que consiste en describir, calificar, en dar nombre, a un término real mediante uno imaginario debido a su semejanza, cuando la aplicamos sobre términos de naturaleza diferente, resulta altamente peligroso.

Verion Beto 500 px posr Francisco                                        Versión Beto :: Selfies, metáfora de la revolución digital

Todos nos movemos en el mundo de las metáforas, las utilizamos constantemente y nos sentimos más o menos cómodos con ellas. La publicidad, por ejemplo, la utiliza profusamente; pero su mensaje intenta seducirnos más que informarnos. Y eso, como ciudadanos, nos hace vulnerables; más todavía cuando nuestra competencia mediática es más bien anecdótica.

Con el lenguaje utilizado para el mundo digital pasa algo parecido. El mismo Marc Prensky ha rechazado sus metáforas de nativos e inmigrantes digitales para hablar de sabiduría digital, que estaría en consonancia con la alfabetización y competencia mediática (por cierto, ya son más de 5 años que el Síndic de Greuges instara al Departament d’Educación de Catalunya para introducir una educación audiovisual en el currículo recibiendo como respuesta que ya se “impartía de forma transversal”). Gran parte de la cultura heredada de los años 80 y 90 del siglo pasado fue profusa en este tipo de metáforas y muchas siguen perviviendo entre nosotros. Así, hablamos de “tiempo real”  para hacer referencia a los sistemas que proporcionan una salida determinada para una entrada dada en un tiempo conocido; es decir, que son predictibles. En el mundo físico la norma son los sistemas complejos y muchos de ellos basados en problemas no deterministas. Pero la expresión “tiempo real” se utiliza a un nivel más popular ni siquiera en el mismo sentido que la metáfora original, sino para hacer referencia a la instantaneidad en la transmisión de un mensaje.

El problema de aquellas metáforas es que partían de lo textual para explicar algo de diferente naturaleza, algo que es audiovisual, multimedia, multiformato… Pero calaron, y siguen calando, porque apelaban más a los sentimientos que al conocimiento, reduciendo así nuestra capacidad de (re)acción, de (re)creación. Y esa no es la forma de ser digitales sino más bien una aproximación a la falsa apariencia de poseer lo digital.

Nicholas Negroponte escribía en su libro Being digital en 1995 que

La mejor manera de apreciar los méritos y las consecuencias de ser digital es reflexionar sobre la diferencia que existe entre bits y átomos.

El mundo digital no explica nuevas formas del ser humano sino más bien lo redefine, explorando un nuevo humanismo. Y en este humanismo no pueden ir separados los ingenieros de los humanistas. Chris Anderson explicó cómo Google se había apoderado el sector publicitario digital sin más que aplicar análisis matemáticos, sin entrar a valorar ni la cultura ni la psicología ni los convencionalismos publicitarios, anunciando The Big Data Age y aquel momento sirvió para que muchos se dieran cuenta de este hecho. En la era de los grandes volúmenes de datos, el anumerismo y el analfabetismo digital son los mejores datos de cultivo para las pseudociencias como algunos siglos antes lo fue analfabetismo.

Post Francisco Help Me 500px

 Never forget to judge after you know, released under a CC-BY 3.0 License by MissPsycopath @ deviantART

Muchas de estas ‘pseudociencias’ vuelven a apelar más al sentimiento que al conocimiento. Como cuando hace unos 8 años el Maestro Internacional de ajedrez David Levy anunció que en 2050 nos podríamos casar con robots y que hace casi 3 años que deberíamos estar teniendo sexo con ellos. Personalmente, no me gusta hacer pronósticos porque tiendo a equivocarme las más de las veces.

La inteligencia artificial es uno de esos campos donde más se suele producir este tipo de prácticas, a mitad camino entre el mito de Pigmalión y el de Prometeo, al tiempo que nos reímos de los “fallos garrafales” de Google Translator. Esperemos, por el camino, no encontrarnos con Pandora. La realidad, a día de hoy, es que lingüistas como John Searle y matemáticos como Roger Penrose afirman que la conciencia humana no puede ser modelada mediante ninguna Máquina de Turing (por no ser algorítmica, y por tanto no se puede programar mediante ningún computador digital).

Epílogo

Tu eres un robot Siri 500px

Conversación con Siri en un iPhone 5s. Foto: Adolfo Plasencia 

Hace unos dís a Adolfo se le ocurrió preguntarle a Siri, “Siri, ¿tú eres un robot?“. De la respuesta: “No me gustes estas categorizaciones arbitrarias, ADOLFO”, me queda la duda de si arbitrario hace referencia a injusto, infundado o caprichoso o bien a convencional, acordado por asentimiento general. Siri, por si alguien no sabe de quién se trata, es un asistente personal incluido en iOS con ciertas características de aprendizaje automático; pensando sobre quien (o quién hay detrás del sistema, resulta difícil que no venga a la memoria algo que Alvy explicaba pocos meses atrás en Microsiervos sobre los autómatas IVR aplicados en el telemárketing.

Es demencial, disparatado, incomprensible, llegar a pensar que Siri tenga conciencia de sí mismo/a. Cualquier metáfora que intentemos aplicar para explicar el sistema caería en una forma de falacia cibernética.